El Blog

Calendario

<<   Febrero 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28      

Categorías

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

14 de Febrero, 2006

Notables avances en el conocimiento científico sobre el funcionamiento del cerebro humano vislumbr

Por philosophico - 14 de Febrero, 2006, 17:58, Categoría: General

http://www.scavarelli.com/articulos/preview.php?id=1139930992&page=1

WWW.SCAVARELLI.COM.-URUGUAY.- OPINIONES DE VANGUARDIA.-
DESAFIO EMPRENDEDOR-

Notables avances en el conocimiento científico sobre el funcionamiento del cerebro humano vislumbran su enorme campo de aplicación en la gestión humana.


Indagar los mecanismos mentales que ponen en funcionamiento los pensamientos, recuerdos, sentimientos, emociones, aprendizaje y las percepciones que determinan la conducta de los clientes se vislumbraba como una especie de "promesa" del marketing del futuro.

Hoy esto es una realidad y es lo más novedoso que encuentro para acercarles de lo que pasa en Argentina aparte de las noticias por todos conocidas que inundan los medios de comunicación.

El cerebro humano como objeto de estudio, las neuronas como actores principales de los procesos cerebrales y el conocimiento de la mente del cliente como objetivo de la gestión de las organizaciones modernas.

Neuromarketing, el libro que empapela los poster en las callecitas de este desolado Buenos Aires del mes de Febrero. Nos habla de una disciplina moderna, producto de la convergencia de conocimientos procedentes de las neurociencias y el marketing, cuya finalidad es comprender y satisfacer, cada vez mejor, las necesidades y expectativas de los clientes.

Su autor, a quien tuve la suerte de conocer el año pasado en una charla en la Universidad de Belgrano, Néstor Braidot es reconocido como uno de los más destacados especialistas en Marketing, Management y Desarrollo de Inteligencia para la toma de decisiones y el aprendizaje.

Sus investigaciones en el campo de la toma de decisiones, Neurociencias y Programación Neurolingüística lo han llevado a reformular muchos de los fundamentos tanto del Management como de la conducción y gestión de organizaciones.

Recorrió un largo camino para sumar una sólida formación académica que acredita con sus títulos de Doctor en Ciencias de la Administración, Master en Economía, Licenciado en Administración de Empresas, Contador Público Nacional, Licenciado en Cooperativismo, Master en Programación Neurolinguística y Trainer en Diseño conductual.

Hoy es Catedrático de la Universidad de Salamanca, conferencista frecuente en diversas Universidades y foros mundiales y es además International Speaker de Celebrity Speakers Associates.

Lo novedoso es la incorporación de conocimientos que han generado una nueva forma de hacer marketing: ya no alcanza con lo que nos dicen nuestros clientes, debemos indagar en su cerebro.

En el ámbito de los negocios, una decisión exitosa es consecuencia de contar con "buena información", adecuadas metodologías y "algo" de intuición. Sin estructura y funcionamiento cerebral este proceso no será posible.

Precisamente, las neurociencias buscan entender los procesos a nivel celular y molecular por los cuales el cerebro produce actos cognitivos y de comportamiento específicos, y es precisamente la investigación y comprensión de todo lo que acontece en este órgano lo que determina el comportamiento de las personas y hará más exitosa la gestión de las organizaciones modernas que sean capaces de comprenderlas.

Ya se ha demostrado que todas las capacidades mentales, como la memoria, percepción, imaginación, lenguaje y pensamiento tienen una compleja estructura subyacente en el cerebro.

Las neurociencias cognitivas mejoran nuestra comprensión de estas capacidades, delineando los procesos componentes y especificando la forma en que éstos interactúan.

Por ello, muchos consultores, economistas y especialistas en management, con la ayuda de neurofisiólogos, se han comprometido en investigar cómo los sistemas sensoriales del cerebro codifican la información procedente del mundo exterior, es decir, cómo hace el sistema nervioso para traducir la enorme cantidad de estímulos a los que está expuesto un individuo al lenguaje del cerebro.

Hoy sabemos que un estímulo sensorial, que podemos imaginarlo como un bit de información, por ejemplo, un sonido, provoca en el cerebro una reacción por la cual una neurona sensorial se activa eléctricamente.

Esta informa de manera química, pasa a una neurona vecina, que a su vez se activa eléctricamente y propaga el mensaje.
Entonces, podemos pensar que el modo en que almacenamos un determinado estímulo puede explicarse a través de un modelo de redes neuronales.

En esta compleja red de neuronas que se interconectan entre distintas zonas del cerebro, las conexiones pueden reforzarse con la experiencia cuando el estímulo es repetido.

Como vemos, estos conocimientos son centrales en la actividad. Ya no hay duda de que los recuerdos que surgen en la mente a través de la interacción sinérgica de varios componentes del cerebro humano determinan nada menos que la fidelidad a determinadas marcas y empresas. En otros términos: del mismo modo que los seres humanos solemos "conectarnos" con otras personas, también existe "una conexión" con las marcas. Todo conectado con todo, una matriz interconectiva.

La importancia de la investigación de los mecanismos cerebrales que determinan la conducta frente al consumo se debe a que gran parte de la motivación humana se genera por debajo del nivel de conciencia.

Precisamente, la neuroeconomía moderna ha demostrado que los humanos no somos totalmente racionales en la toma de decisiones porque nuestro cerebro busca continuamente patrones con significado, incluso donde no los hay.

Estos descubrimientos pusieron en tela de juicio los postulados de la economía clásica sobre la capacidad del hombre para razonar y planear de manera lógica todas las situaciones.

Sin duda alguna, un análisis exhaustivo del pensamiento y del procesamiento de la información en el cerebro de las personas permitirá inferir su conducta posible, y para ello es necesario comprender cómo se producen los mecanismos que desencadenan las actividades mentales.
La revolución que esto produce ante todo lo conocido nos invita a pensar en observar como estamos cada uno de nosotros a nivel de ejercicios mentales.

Así como ejercitamos el físico, con aerobic, nuestra mente indefectiblemente a través de diferentes técnicas tiene que recibir entrenamiento, a éste se le denomina neurobic en los más destacados centros de estudio de EEUU.

Una mente sin entrenar no puede lograr nada, expresa una máxima de Un curso de Milagros, primer acercamiento que tuve a un curso de disciplina mental.

En este curso nos hablan de una manera muy simple de todo lo que hoy es física cuántica o las anteriores explicaciones del neuromarketing. Podemos conocer nuestro cerebro si aprendemos a saber que pensamos cuando pensamos.

Día a día con un ejercicio distinto las 365 lecciones nos proporcionan una nueva manera de ver el mundo e incorporan frases que luego encarnamos en la vida diaria. Con terminología cristiana nos dice que no pretende establecer un culto, ni ninguna religión, sólo indicarnos un camino posible ante la desesperación y el caos en que vivimos.

No es posible una religión universal pero sí se puede tener la experiencia del amor universal si comenzamos a entender que las mentes están interconectadas. Que concientemente podemos elegir paz en vez de conflicto.


Ya sea a través de grandes investigaciones científicas o con la simplicidad de la nueva visión que nos proporciona Un Curso de Milagros la invitación está hecha a cambiar todo lo conocido en materia mental y atreverse a ir más allá. Lo social, lo político y lo empresarial llegarán rápidamente a incorporar estas nuevas técnicas y muy pronto no nos servirán los esquemas estudiados.

Simplifiquen sus esquemas mentales, no se atiborren de grandes teorías, todo esto caducará. Examinen su placard interno, tiren todo lo que de verdad no se usa más y comiencen de nuevo. Es posible e inevitable, lo hacemos concientes o el maestro dolor lo hará por nosotros.

Imaginemos juntos por un momento que todos los seres del planeta tuvieran la posibilidad de aprender a conocer como funciona su cerebro y aprender a usarlo a su favor. Hoy una utopía, mañana no sabemos nada. Metanoia, gritaba Jesús al entrar a los pueblos hace 2000 años y esto quería decir precisamente” vayan más allá de lo conocido”.

Todo lo que viene desde las ciencias representa quizás que estaremos a todos los niveles entendiendo su palabra más allá del culto que profesemos. La pregunta queda planteada. El deseo de mi corazón ya lo puede sentir como un hecho.

Myriam LINARI
COLUMNISTA DE OPINIONES DE VANGUARDIA.-

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

El poder de atención de un joven es mayor que el de alguien de más de 40

Por philosophico - 14 de Febrero, 2006, 17:56, Categoría: General

http://www.clarin.com/diario/2006/02/14/sociedad/s-03701.htm

ESTUDIO DE INVESTIGADORES DE CANADA
El poder de atención de un joven es mayor que el de alguien de más de 40

Dos regiones clave del cerebro se deterioran antes de lo que se pensaba. Descubren que los de mediana edad se distraen más por los cambios en el cerebro.

Robert Lee Hotz. Los Angeles Times. Especial

Al explorar la anatomía de la atención, investigadores descubrieron que la gente de mediana edad es mucho más proclive a distraerse cuando surgen interrupciones, a raíz de cambios en la forma como funcionan sus cerebros, que son propios del envejecimiento.

En investigaciones difundidas hace una semana, científicos de la Universidad de Toronto y el Instituto Rotman lograron documentar por primera vez de qué forma la edad altera la capacidad que tiene el cerebro para ignorar las interrupciones irrelevantes.

"Descubrí con el paso de los años que cada vez me resulta más difícil enfrentar las distracciones", admite la autora de este estudio, Cheryl Grady, de 52 años, que se dedica a estudiar los efectos cognitivos del proceso de envejecimiento.

"Este experimento me permitió saber por qué razón esto es así. Es algo que pasa dentro del cerebro", agrega.

A través de un escaneo al cerebro de gente joven y de mediana y tercera edad, Grady y colegas detectaron un quiebre gradual en los circuitos cerebrales que mantienen el equilibrio normal del lapso de atención.

Dos regiones clave en el cerebro, que permiten a la mente centrarse en una única tarea y eliminar los pensamientos no deseados, se descomponen mucho antes de lo que se creía.

Por lo general, circuitos nerviosos especiales de la corteza prefrontal se vuelven más activos cuando la mente presta mucha atención. Simultáneamente, zonas del cerebro asociadas del lóbulo frontal medio —que controlarían actividades más generales— muestran que disminuyen su actividad.

Cuando la mente está en reposo, el nivel de actividad cerebral en esas regiones, por ende, se revertiría.

Los investigadores descubrieron de todos modos que a partir de los 40 años, aproximadamente, este patrón de subas y bajas comienza a mostrar alteraciones durante las tareas relacionadas con la memoria.

"Se sabe desde hace tiempo que los adultos de más edad se distraen con mucha mayor facilidad. Creemos haber descubierto un mecanismo dentro del cerebro que explicaría todo esto. Los cambios funcionales pueden detectarse a partir de la mediana edad", explica Grady.

Este estudio, que fue financiado por el Instituto Canadiense de Investigaciones de la Salud, fue publicado en el Journal of Cognitive Neuroscience.

Son muchos los investigadores que están tratando de averiguar si las técnicas basadas en desarrollar funciones múltiples —ideadas para mejorar la comunicación y la productividad— no hacen en realidad que la gente quede atolondrada y se sienta más apática y como en un estado de letargo.

Según una estimación publicada en una revista especializada, el oficinista promedio es interrumpido cada tres minutos.

Científicos del King's College, en la Universidad de Londres, llegaron hace poco a la conclusión de que la gente que intenta hacer malabarismos cuando atiende llamadas telefónicas, contesta e-mails y otras tareas de oficina sufre una mayor pérdida de su coeficiente intelectual que aquellos que fuman marihuana.

Grady concluye recordando que la gente que hoy tiene veintipico de años —con cerebros acostumbrados a los mensajes instantáneos y otros dispositivos de la más moderna tecnología que afectan el lapso de la denominada atención corta— probablemente estará en mejores condiciones de lidiar con las interrupciones no deseadas al llegar a la vejez.

"Si uno tiene 20 años hoy tendrá más facilidad para enfrentar las distracciones al llegar a los 60 porque tendrá mucha más práctica"," asegura Grady.

TRADUCCION: Silvia S. Simonetti

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Los delfines duermen con la mitad del cerebro ‘despierto’

Por philosophico - 14 de Febrero, 2006, 17:55, Categoría: Cerebro animal

http://www.diariodemadryn.com/vernoti.php?ID=54079

PARA ELLOS, RESPIRAR NO ES UN ACTO REFLEJO
Los delfines duermen con la mitad del cerebro ‘despierto’


 
Quedarse despierto para seguir respirando o morir mientras duermen. Ése es el dilema diario al que se enfrentan los delfines para los que, a diferencia de los hombres, la respiración es un acto voluntario. Por eso han desarrollado un mecanismo de adaptación al medio oceánico que les permite que se duerma sólo la mitad de su cerebro, para seguir viviendo mientras descansan.
Según una investigación publicada por el diario El Mundo, “para los delfines, la respiración es un acto voluntario, no reflejo, como ocurre con los hombres. En medio del océano, una pérdida de conciencia -al dormir, por ejemplo- sería fatal para estos animales. Si no respiran, se mueren”, señaló Jon Kershaw, responsable del acuario Marineland en Antibes, en la Costa Azul francesa.
Para poder “dormir permaneciendo al mismo tiempo despierto”, el delfin ‘apaga’ uno de sus hemisferios cerebrales, mientras que la otra mitad del cerebro, que permanece despierta, ejerce el control sobre las funciones vitales, especialmente la respiración. Durante estos periodos de sueño “unihemisférico”, los delfines ralentizan su metabolismo y el animal se queda prácticamente inmóvil.
Los delfines dormidos se pueden ver a veces flotando en la superficie del mar, con un ojo abierto y una aleta que sobresale de la superficie del agua. Al rato, cambian de postura, ‘desconectan’ la otra mitad del cerebro y cierran el otro ojo.
Además de asegurar que se mantienen en marcha las funciones vitales, la mitad del cerebro que permanece activa durante el sueño puede mantener el rumbo del delfín y evitar que viaje a la deriva.
Este “sueño unilateral” ha podido ser estudiado en un laboratorio, donde los científicos lograron medir las ondas cerebrales -mucho más lentas- que se producían en el hemisferio cerebral ‘dormido’, mientras que el lado ‘despierto’ tenía una actividad cerebral mucho mayor. Veinte minutos más tarde, el esquema se invertía.
De este modo, los delfines consiguen dormir unas ocho horas diarias, en tramos que duran entre varios minutos y dos horas.
Según un reciente estudio elaborado por neurobiólogos de la Universidad de California (UCLA), los jóvenes delfines que son capturados para vivir en cautividad permanecen despiertos las 24 horas del día las primeras semanas de su encierro, mientras que las madres les vigilan permanentemente para que no se duerman.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Visitando el cerebro humano

Por philosophico - 14 de Febrero, 2006, 17:48, Categoría: General

http://www.larepublica.com.pe/index.php?option=com_content&task=view&id=102325&Itemid=38&fecha_edicion=2006-02-10

Visitando el cerebro humano  
Image
     
 

1. DEFORME. En la exposición abierta ayer se exponen 300 muestras de cerebros, órganos enteros y varios fetos que demuestran las malformaciones congénitas o producidas por enfermedades. Los visitantes quedaron sorprendidos. El museo ha despertado la atención de científicos en todo el mundo por la colección permanente de estas muestras.
2. HARTO SESO. En el segundo ambiente del pequeño museo se guardan alrededor de 300 cerebros envasados y catalogados por números.
3. APORTE. Estudiantes comparan muestras de cerebros sanos y con patologías.
4. PARA EL ESTUDIO. Cerebro completo con cara y dentadura en perfecto estado. Se distingue el recorrido de venas y arterias.
5. ¿GEMELOS? Un visitante se encuentra con un perfil muy parecido al suyo.

1. DEFORME. En la exposición abierta ayer se exponen 300 muestras de cerebros, órganos enteros y varios fetos que demuestran las malformaciones congénitas o producidas por enfermedades. Los visitantes quedaron sorprendidos. El museo ha despertado la atención de científicos en todo el mundo por la colección permanente de estas muestras.
2. HARTO SESO. En el segundo ambiente del pequeño museo se guardan alrededor de 300 cerebros envasados y catalogados por números.
3. APORTE. Estudiantes comparan muestras de cerebros sanos y con patologías.
4. PARA EL ESTUDIO. Cerebro completo con cara y dentadura en perfecto estado. Se distingue el recorrido de venas y arterias.
5. ¿GEMELOS? Un visitante se encuentra con un perfil muy parecido al suyo.


 
 

LA CEREBROTECA • El Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas reabrió ayer su Museo de Cerebros, único en Latinoamérica.
• Exhibición permanente incluye más de 300 muestras.
• Presentan también una colección de microfotografías neuropatológicas, única en el mundo.

LA CEREBROTECA • El Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas reabrió ayer su Museo de Cerebros, único en Latinoamérica.
• Exhibición permanente incluye más de 300 muestras.
• Presentan también una colección de microfotografías neuropatológicas, única en el mundo.

Luigi Faura.

Cuentan los que saben (o al menos los que aparentan saber) que los humanos usamos solo el diez por ciento del cerebro, y tomando como referente al azar a cualquier aspirante a congresista de la República, me atrevo a decir que 10 es un número muy alto.

Un personaje que se escapó, por mérito propio, de esa desoladora cifra fue un judío alemán que planteó la teoría de la relatividad. La Historia revela que cuando Albert Einstein murió en 1955, le extrajeron el cerebro durante la autopsia para estudiar las claves de su genialidad.

Fue tanto el alboroto por develar los secretos ocultos en los sesos del matemático pelucón nacido en Ulm, que poco tiempo después su cerebro fue robado. Porque así como los cuerpos desnudos, los cerebros sin cabeza también son objeto de culto y fascinación.

Museo de cerebros

Cuando Francisco Quispe Quispe murió allá por los años 70, víctima de una cisticercosis meningioma, nunca pensó que su cerebro, carcomido por una tenia, terminaría en un cilindro de vidrio exhibiéndose en un museo.

Y así como Francisco (consignado como Caso 2390), son más de 2 mil 850 los cerebros colectados desde 1942 por los científicos del Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas (INCN) y 300 son los que se exhiben desde ayer en el relanzado Museo de Cerebros, único en Latinoamérica y ubicado dentro del ex hospital Santo Toribio de Mogrovejo, en el centro de la capital.

Un vaho de formol se respira en los dos pequeños ambientes del museo. Seis fetos, cada uno más deforme que el otro, pareciera que pasaran revista a todo antropomorfo que osa interrumpir su inmóvil y húmedo descanso en el salón principal.

Si bien es cierto que el hidrocefálico es el que más acapara la atención de los visitantes, en especial de los niños, el feto cíclope resulta más enigmático y aterrador: un verdadero espectáculo de rarezas, un freak show, casi un programa de Laura Bozzo.

En este ambiente también está, aislado en una esquina, un cerebro con la médula espinal completa. Su forma maravillosa se asemeja no tanto a una medusa como a un espermatozoide y no deja de fascinar al observarlo: el hombre por dentro, su epicentro y motor.

Cruzando un marco (no hay puerta) se accede a otro ambiente. Cuatro paredes, tres anaqueles repletos de cerebros. En las paredes todo son sesos. Hay de diferentes tamaños, rugosidad y tonalidades. Y la mayoría son cerebros que acabaron mal, con lesiones que apuraron la muerte de sus portadores (no necesariamente usuarios). Aquí es donde encontramos, entre otros, a Francisco Quispe y a Loreta Mejía, joven mujer que acabó sus días como consecuencia de la hidrocefalia. Sus sesos remojados en formol están consignados con el número 2335.

En la cuarta pared se exhiben, a contraluz, una serie de fotografías en las que se identifican las diversas enfermedades físicas que atormentan y deforman al cerebro humano: "Es una colección de microfotografías neuropatológicas única en el mundo", me corrige Sandra, una de las improvisadas guías en esta tumultuosa visita al relanzamiento de la Cerebroteca.

Estar de pie ante tanto seso encapsulado marea, enturbia un poco la vista. ¿Será el miedo de terminar así? ¿Serán los efectos del formol?

Cerebros en fuga

Los más de cien cerebros ordenados cual libros en los estantes harían las delicias de más de un científico loco.

Imagino al brutal médico nazi Josef Mengele, ‘El Ángel de la Muerte’, dedicando sus tiempos ociosos a la contemplación de la infinidad de vericuetos que se dibujan dentro y fuera de la masa encefálica humana o a Hannibal Lecter escogiendo, con las babas en sus comisuras, los insumos para un delicioso risotto a la parmesana con sesos al vino tinto.

Pienso también en todo lo que podría alucinar y disfrutar un niño pequeño dentro de este minúsculo museo. Todo lo que podría inventar y todas las mentiras macabras y divertidas que les contaría a sus amigos del barrio.

El cerebro original

El Museo de Cerebros o Cerebroteca, como han tenido a bien bautizar los científicos del INCN esta exhibición, es fruto de un cuidadoso trabajo de recopilación y clasificación desde 1942 hasta la fecha por parte del Departamento de Investigación, Docencia y Apoyo al Diagnóstico en Neuropatología, como contribución a las actividades científicas que desarrolla el Instituto.

Son en total 2 mil 841 muestras (cerebros) con diversas lesiones cerebrales las que conforman esta rara colección y de esta manera el Museo se ubica en una posición privilegiada y solitaria en América Latina.

Los cerebros que se exhiben han sido acopiados desde la primera autopsia realizada por el Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas el 6 de diciembre de 1942.

Es por estas razones y por "la colección de microfotografías neuropatológicas única en el mundo" que el relanzado Museo de Cerebros del INCN se constituye en una visita obligada para profesionales en medicina, estudiantes universitarios y escolares, y para todo aquel que quiera conocer más acerca de los seres humanos. O simplemente, para el que quiera divertirse.

Datos

VISITAS. El Museo de Cerebros está abierto al público de lunes a sábado desde las 8 de la mañana hasta las 2 de la tarde.

DÓNDE. El Museo está ubicado dentro del Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas (INCN) en el jirón Ancash 1271, en el Cercado de Lima. Al local también se le conoce como el ex hospital Santo Toribio de Mogrovejo.

GUÍAS. Para realizar visitas guiadas coordinar con el Departamento de Neuropatología al 328-0505.


"La muestra es una contribución a la ciencia"

"Este tipo de muestras son únicas, porque ayudan de una manera invaluable al estudio de uno de los órganos más complejos y delicados del ser humano", dijo la especialista Diana Rivas, una de las doctoras del área de Neuropatología y que sirve de guía en el museo.

"Hemos recibido visitas de patólogos, neurólogos, psiquiatras y psicólogos de todas partes del mundo, muchos europeos y hasta un médico chino vino recientemente con su traductor para ver nuestras muestras", indicó la especialista.

La patóloga indicó que la colección del museo también incluye cerebros afectados por la enfermedad de las ‘vacas locas’, llamada Creutzfeldt-Jakob, así como muestras de cerebro que reflejan males como el sida, parasitosis, hidrocefalia, meningitis, aneurismas y tumores cancerígenos.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Intimidación genera cambios genéticos en el cerebro

Por philosophico - 14 de Febrero, 2006, 17:45, Categoría: General

http://www.univision.com/contentroot/wirefeeds/salud/6372469.html

Intimidación genera cambios genéticos en el cerebro
10 de Febrero de 2006, 01:44pm ET

Toda persona que haya sido víctima de un matoncito sabe que la experiencia puede causar traumas prolongados. Y científicos que observaron cómo ratones grandes intimidaban a otros más pequeños han descubierto que el temor genera cambios genéticos en el cerebro.

Este hallazgo podría ayudar en los estudios de la depresión y otras enfermedades mentales.

El experimento hace pensar que una parte del cerebro asociada a la adicción interviene también en enfermedades caracterizadas por ansiedades crónicas y aislamiento, según informaron investigadores de Texas en la revista Science.

Una sustancia producida por el cerebro, llamada BDNF, parece ser la que determina si el ratón que ha sido blanco de una actitud intimidatoria se transforma en un ermitaño asustadizo o no.

"Es una observación fascinante", comentó el doctor Thomas Insel, director del Instituto Nacional de Salud Mental, que aportó fondos para el estudio.

Científicos del Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern querían estudiar el papel que tiene el circuito del cerebro relacionado con las gratificaciones en comportamientos como los registrados en una depresión. Este circuito incide en el aprendizaje emocional y en el reconocimiento de los placeres, y por lo tanto desempeña un papel en la adicción.

Pero las personas con depresiones intensas se sienten casi paralizadas y pierden la capacidad de sentir gratificación, lo que hace pensar que esa parte del cerebro podría tener otras funciones.

Los ratones son criaturas generalmente sociables, que evalúan rápidamente las jerarquías sociales y le huyen a los agresores, prefiriendo en cambio compañías amistosas.

En el experimento de Texas, ratones débiles fueron sometidos a intensos actos de intimidación por parte de ratones más grandes durante varios días, al cabo de los cuales se habían transformado en seres asustadizos, con tendencia a aislarse.

Y en sus cerebros se percibía un significativo aumento de los niveles de BDNF.

Seguidamente hicieron el mismo experimento usando ratones a los que se les había hecho bajar el nivel de BDNF, y estos animales no supieron cómo responder a la amenaza emocional, lo que indicaría que el BDNF incide en los niveles de tensión social

Permalink :: Comentar | Referencias (0)