El Blog

Calendario

<<   Enero 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Categorías

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Comer con el cerebro

Por philosophico - 17 de Enero, 2006, 18:01, Categoría: General

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2006/01/16/neurociencia/1137416323.html

Comer con el cerebro

Un estudio busca el lugar del cerebro donde se forjan las preferencias gastronómicas

AMÉRICA VALENZUELA

Portada de la revista 'Neuron' dedicada al estudio. (Foto: cortesía de 'Neuron')
Portada de la revista 'Neuron' dedicada al estudio. (Foto: cortesía de 'Neuron')
    A D E M Á S ...
>> NOTICIAS RELACIONADAS

La preferencia por un alimento u otro se adquiere a través de la experiencia. Desde hace tiempo se conoce la importancia de las experiencias previas a la hora de tomar decisiones. Un grupo de investigadores ha querido profundizar en esta cuestión y explorar las bases neurológicas del fenómeno.

Para ello, John P. O'Doherty, psicólogo del Instituto Tecnológico de California (EEUU) y su equipo han sometido a un grupo de 30 participantes a un concienzudo experimento.

El objetivo del estudio, que ha protagonizado la portada de la revista científica 'Neuron', era encontrar un 'marcador' -o un patrón en la actividad cerebral- cuando los sujetos, o más bien su cerebro, forjaba una relación entre un estímulo visual (la imagen de un alimento) y un sabor.

Los investigadores enseñaron a los participantes la imagen de una fruta y, a continuación, ingerían una muestra de zumo, que no tenía por qué coincidir con el sabor real del zumo de la fruta de la fotografía. Durante el experimento disponían de cinco zumos de frutas en total: melón, zanahoria, uva, grosella y una solución control inodora e insabora.

Durante el proceso de asociación, los expertos tomaron imágenes, mediante resonancia magnética funcional, del cerebro de los participantes. Las zonas del cerebro que se activaron se localizaron en el estriado ventral (una parte concreta del núcleo estriado, en los ganglios basales).

"El cerebro medio ventral contiene un grupo de neuronas especiales llamadas dopaminérgicas [muy conocidas porque su deficiencia provoca la enfermedad de Parkinson], que desempeñan un papel importante en las tareas de aprendizaje y motivación. Intervienen en el sistema de recompensa", indica O'Doherty a elmundo.es.

"Parece que ayudan a otras partes del cerebro a aprender a asociar arbitrariamente sucesos del entorno con resultados positivos. De esta forma, la próxima vez que el cerebro reconozca ese evento sabrá que algo bueno va a suceder", asegura.

A la hora de elegir un alimento para consumir, es necesario que el sujeto tenga una serie de datos subjetivos 'almacenados' en el cerebro basados en experiencias personales. Estos datos le permitirán elaborar una 'predicción' personal asociada al estímulo del alimento.

Con este estudio "mostramos que las señales en el cerebro profundo codifican las preferencias ante los diferentes estímulos y estas señales se utilizan para guiar las decisiones de la vida diaria, tales como la elección de los productos del supermercado", explica el investigador.

Neuromercadotecnia

De hecho, muchos profesionales dedicados al marketing y la publicidad ya hablan de la llamada 'neuromercadotecnia'. Su objetivo es conocer a fondo cómo se 'modela' nuestro cerebro o qué áreas se estimulan cuando compramos un Mercedes o vemos un anuncio de Coca-Cola para inducir al comprador a recurrir a su producto con asiduidad.

Además, el mecanismo cerebral descrito en el estudio es fundamental para la supervivencia. "Es una capacidad característica de los humanos (y otros mamíferos) para predecir si una cosa buena o mala va a suceder en su entorno", comenta el experto.

"Si la última vez que fuiste a un restaurante concreto te sirvieron comida envenenada, será de tu interés no regresar. Ser capaz de predecir el valor de los recuerdos basados en entradas visuales o de otro tipo te permite evitar las toxinas y de esta manera situarte en una mejor posición para obtener las mejores recompensas", explica el autor principal del estudio.

Para ello, John P. O'Doherty, psicólogo del Instituto Tecnológico de California (EEUU) y su equipo han sometido a un grupo de 30 participantes a un concienzudo experimento.

El objetivo del estudio, que ha protagonizado la portada de la revista científica 'Neuron', era encontrar un 'marcador' -o un patrón en la actividad cerebral- cuando los sujetos, o más bien su cerebro, forjaba una relación entre un estímulo visual (la imagen de un alimento) y un sabor.

Los investigadores enseñaron a los participantes la imagen de una fruta y, a continuación, ingerían una muestra de zumo, que no tenía por qué coincidir con el sabor real del zumo de la fruta de la fotografía. Durante el experimento disponían de cinco zumos de frutas en total: melón, zanahoria, uva, grosella y una solución control inodora e insabora.

Durante el proceso de asociación, los expertos tomaron imágenes, mediante resonancia magnética funcional, del cerebro de los participantes. Las zonas del cerebro que se activaron se localizaron en el estriado ventral (una parte concreta del núcleo estriado, en los ganglios basales).

"El cerebro medio ventral contiene un grupo de neuronas especiales llamadas dopaminérgicas [muy conocidas porque su deficiencia provoca la enfermedad de Parkinson], que desempeñan un papel importante en las tareas de aprendizaje y motivación. Intervienen en el sistema de recompensa", indica O'Doherty a elmundo.es.

"Parece que ayudan a otras partes del cerebro a aprender a asociar arbitrariamente sucesos del entorno con resultados positivos. De esta forma, la próxima vez que el cerebro reconozca ese evento sabrá que algo bueno va a suceder", asegura.

A la hora de elegir un alimento para consumir, es necesario que el sujeto tenga una serie de datos subjetivos 'almacenados' en el cerebro basados en experiencias personales. Estos datos le permitirán elaborar una 'predicción' personal asociada al estímulo del alimento.

Con este estudio "mostramos que las señales en el cerebro profundo codifican las preferencias ante los diferentes estímulos y estas señales se utilizan para guiar las decisiones de la vida diaria, tales como la elección de los productos del supermercado", explica el investigador.

Neuromercadotecnia

De hecho, muchos profesionales dedicados al marketing y la publicidad ya hablan de la llamada 'neuromercadotecnia'. Su objetivo es conocer a fondo cómo se 'modela' nuestro cerebro o qué áreas se estimulan cuando compramos un Mercedes o vemos un anuncio de Coca-Cola para inducir al comprador a recurrir a su producto con asiduidad.

Además, el mecanismo cerebral descrito en el estudio es fundamental para la supervivencia. "Es una capacidad característica de los humanos (y otros mamíferos) para predecir si una cosa buena o mala va a suceder en su entorno", comenta el experto.

"Si la última vez que fuiste a un restaurante concreto te sirvieron comida envenenada, será de tu interés no regresar. Ser capaz de predecir el valor de los recuerdos basados en entradas visuales o de otro tipo te permite evitar las toxinas y de esta manera situarte en una mejor posición para obtener las mejores recompensas", explica el autor principal del estudio.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)